Ejecutiva Magazine

LOS MILLENNIALS YA NO QUIEREN OLER MÁS COMO CELEBRIDADES

Redacción/ Miami.

La industria del perfume se ha quedado atrás del cuidado de la piel y la cosmética. Para ponerse al día, el mercado masivo tiene que aprender los trucos del comercio de lujo.

¿Comprar un set de regalo de perfume de Britney Spears esta Navidad? No lo creía.

Ese es un problema para el mercado masivo de fragancias. Los rangos de precio medio, incluidos los de marca con estrellas del pop y actrices, están pasando de moda en muchos mercados desarrollados. En contraste, los productos de lujo y personalizados están creciendo rápidamente. Si van a revitalizar la demanda lenta, los productores del mercado medio como Revlon y Coty Inc. también necesitarán encontrar formas para que los aromas asequibles tengan un olor un poco más caro.

El mercado global de perfumes de US$ 49.4 mil millones tiene algo de terreno que cubrir. En los últimos años, la necesidad de prepararse para Instagram impulsó un auge de los cosméticos de color, y más recientemente el cuidado de la piel.

El problema es que no puedes oler una selfie. En consecuencia, la tasa de crecimiento anual compuesta del 3 por ciento que Euromonitor International pronostica para la fragancia entre 2017 y 2022 retrasa sus pronósticos tanto para la cosmética del color como para el cuidado de la piel.

Pero en el segmento asequible, los consumidores están eligiendo opciones más baratas, como el aroma de Primark, que comienza en US$ 2.53. Los compradores de 35 años o menos quieren oler a ellos mismos, no a todos los demás, y eso es una mala noticia para los muchos productos famosos que ocupan el rango medio. En el extremo de lujo del espectro, los consumidores de EE. UU., Europa y Asia, incluidos los jóvenes compradores chinos, desean opciones aspiracionales e inusuales.

Fuente: Andrea Felsted/Sarah Halzack
Bloomberg

Redacción Miami

Redacción Miami

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: