Ejecutiva Magazine

LOS CONDIMENTOS QUE USAS NO SIEMPRE PODRÍAN SER LO QUE TE VENDEN: FRAUDE DE LAS ESPECIAS

Miami, miércoles 26 de enero de 2022

La Comisión Europea ha puesto bajo la lupa cientos de especias enviadas por los 21 países de la UE, además de Noruega y Suiza, y el resultado ha sido que un 17% de las muestras analizadas son sospechosas de estar adulteradas, con el orégano a la cabeza del ranking.

Como denuncia la OCU, se trata de un engaño al consumidor, al que se le vende un producto adulterado, y, además, puede conllevar riesgos para la salud para las personas alérgicas.

Los casos de fraude cuando de especias y hierbas aromáticas se trata no son nuevos. Ha habido ya varias denuncias e informes al respecto en países como Reino Unido y Australia, por ejemplo, pero no por eso deja de ser llamativo el resultado alcanzado por el informe de la Comisión Europea. Según se especifica en el mismo, analizaron un total de seis productos: el orégano, la pimienta, el comino, la cúrcuma, el azafrán y el pimentón o guindilla. Son sobre los que se reciben más alertas por problemas o dudas sobre su autenticidad.

En total, 1.885 de venta en la UE. Tras 9.926 análisis, su conclusión fue que 323 de las analizadas eran sospechosas. Eso supone un 17% del cómputo global. La peor parada en ese sentido fue el orégano, con un 48% de tasa de sospecha frente al pimentón/guindilla que, con un 6%, fue el condimento que mejor parado salió del estudio.

Pero, más allá de los datos, la realidad que evidencian y lo que esto supone para el consumidor, ¿en qué consiste el fraude? ¿Cómo se adulteran las especias a la venta? La respuesta la dan los propios análisis realizados por la Comisión y que han descubierto otros ingredientes en las muestras que no deberían ser parte de la misma y que en muchos casos ni siquiera figuran en la etiqueta del alimento. En su mayoría, señalan desde la OCU, se trata de “material vegetal no declarado”, pero también se han encontrado colorantes no autorizados.

Para entender cómo se puede adulterar una especia o hierba aromática, lo mejor es ver qué sustancias, a parte de aquella por la que se compra, se han encontrado en las muestras:

  • Comino: Con un 14% sospechosas de haber sido adulteras, se han encontrado restos de alcaravea, cilantro, mostaza, semillas de lino y semillas de calabaza.
  • Curcuma: el 11% de sus muestras fueron consideradas sospechosas. Hallaron colorantes no autorizados y plantas plantas no declaradas como pimentón/chile. También maíz, arroz y otros cereales.
  • Orégano: el elemento más usado para su adulteración es el olivo, pero también se detectaron mirto, tomillo, menta y salvia.
  • Pimentón: con solo un 6% de sospecha de adulteración, la mayoría de los casos tuvieron que ver con colorantes no autorizados. También se encontraron plantas no declaradas como maíz, zanahoria, tomate, semillas de girasol y allium. 
  • Pimienta: Arroz, trigo sarraceno, trigo, cebada, semilla de mostaza, pimentón, ajo, comino, hinojo y cilantro fueron detectados en muestras sospechosas de ser pimienta adulterada, con un total del 17%.
  • Azafrán: Con 11% de muestras sospechosas de las las 141 analizadas, se encontró cártamo, caléndula y un colorante no autorizado.

Europa ha puesto en más ocasiones el foco en este fraude. Hace ahora un año, un amplio reportaje sobre el tema de El Agora Diario explicaba que hay vendedores que, para aumentar sus ganancias y dado el alto precio de algunos de esos condimentos, usan tintes artificiales y rellenos tanto artificiales como naturales para aumentar el peso del producto final rebajando el contenido original, más caro.

Hace unos años, recuerdan en el citado medio, en 2019, la Guardia Civil dio con un laboratorio ilegal en Alicante donde se incautaron de 87 kilos de azafrán adulterado que en el mercado habría alcanzado un valor de 900.000 euros.

Fuente: M.J. Arias, Yahoo Finanzas

Redacción Miami

Redacción Miami

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: