Ejecutiva Magazine

ESTAFA MILLONARIA: MUJER PERDIÓ $2,5 MILLONES POR “AMISTAD” DE WHATSAPP

Miami, miércoles 13 de abril de 2022

“¿Eres Linda, la de la tienda de mascotas?”, le escribieron a Cindy el 15 de octubre de 2021, en un mensaje de WhatsApp presuntamente inofensivo que terminó costándole US$ 2.5 millones en el transcurso de los siguientes tres meses.

Cuando recibió el mensaje, Cindy Tsai estaba en el momento más vulnerable de su vida. Recién separada de su esposo, le habían diagnosticado un cáncer gástrico que la llevó a una cirugía donde le extirparon el estómago.

Según un reportaje del Boston Herald, una persona que se identificó como “Jimmy” y que no estaba entre sus contactos de WhatsApp le escribió preguntando por una tienda de mascotas. “Tienes el número equivocado”, le respondió ella.

La foto de perfil de Cindy ya revelaba un dato personal: su origen chino. “Jimmy” le dijo que también era chino y este supuesto origen compartido fue la raíz de lo que más adelante se convirtió en una relación de amistad con mensajes constantes.

Además de los mensajes, Jimmy y Cindy compartieron selfies, videos y fotos cotidianas, como de las cenas que cada uno había preparado en casa. Ella pensó que había encontrado un nuevo amigo que siempre estaría presente en sus momentos de necesidad.

Cindy Tsai, abogada de profesión, se daría cuenta poco a poco en el transcurso de su relación de tres meses por WhatsApp, que fue una de las 415 víctimas de estafas “de romance y confianza” detectadas por el FBI en el estado de Massachusetts.

En total, Cindy dice que perdió US$ 2.5 millones. Massachusetts sufrió la undécima tasa más alta de fraude relacionado con Internet; se registraron al menos US$ 21.8 millones en pérdidas solo en este tipo de estafas. A nivel nacional, alrededor de 24,300 personas reportaron pérdidas de US$ 956 millones.

Cómo funciona la estafa romántica por WhatsApp

“Un fraude de confianza/estafa romántica es cuando un individuo engaña a una víctima haciéndole creer que tiene una relación de confianza, ya sea familiar, amistosa o romántica”, dijo al Herald la vocera del FBI, Kristen Setera.

El objetivo de los estafadores es persuadir a la víctima para que envíe dinero, información personal y financiera, o artículos de valor.

Tsai había oído hablar de estafadores al estilo del “Príncipe de Nigeria” antes y dice que no es del tipo que se enamora de extraños al azar. Antes de su enfermedad, nunca había abierto ningún mensaje de WhatsApp de números desconocidos y ni siquiera confirmaba las solicitudes de amistad de Facebook.

Pero, según explicó, Jimmy fue dulce y le ofreció el apoyo emocional que más nadie le brindaba. Le enviaba un mensaje para que manejara con cuidado y usara su cinturón de seguridad y verificaba los resultados de sus últimos tratamientos contra el cáncer.

“Esas cosas inocentes continuaron durante unos 10 días”, dijo al Herald, y agregó: “Esa es la parte aterradora de estas estafas, es que son muy pacientes”.

Después de ese décimo día, la conversación giró hacia los negocios. Afirmó que se había mudado a los Estados Unidos desde China porque su familia se dedicaba al negocio de la ropa. Ahora, le contó, pasaba su tiempo intercambiando criptomonedas en Internet, algo que él continuó diciéndole que era lucrativo y un rendimiento mucho mejor que sus propiedades inmobiliarias.

Setera dijo que el FBI está viendo una “tendencia creciente” en los estafadores románticos que utilizan el atractivo de las “ganancias sustanciales” de las criptomonedas, que “nunca se materializará realmente”.

Cindy se resistió al principio, pero “Jimmy” hizo sonar muy atractiva la propuesta a través de capturas de pantalla de sus supuestas ganancias. También citaba el éxito en el mundo de las criptomonedas de personalidades como el cofundador de Twitter, Jack Dorsey, y el multimillonario Elon Musk.

“Jimmy” le presentó un mercado de comercio online, que en realidad era una fachada falsa que usaba un nombre muy similar al de un sitio legítimo. Le permitió retirar dinero en los primeros días para convencerla de que era real e incluso accedió a un chat de video, para disipar las sospechas.

Cuando todo terminó, a través de todo tipo de trucos con los que le pedía “préstamos” para en la plataforma falsa, ya Cindy había perdido US$ 2.5 millones.

Tsai ahora forma parte de la Organización Global Anti-Estafa, un grupo de defensa y concientización dirigido por voluntarios y fundado en junio de 2021 por otra víctima. Los más de 500 voluntarios del grupo han perdido un promedio de casi $100,000 por persona.

Las víctimas de estas estafas, de acuerdo con el perfil del grupo, son personas relativamente jóvenes, educadas y exitosas que se encuentran en un momento vulnerable de su vida en el que pueden ser más susceptibles a quienes les brindan palabras amables y atención.

Fuente: Yvette Leyva, Yahoo Finanzas

Redacción Miami

Redacción Miami

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: