Ejecutiva Magazine

CANADÁ COMIENZA LA APERTURA DEL NEGOCIO DE LA GESTACIÓN SUBROGADA

Redacción/ Miami.

El nuevo siglo, que ya tiene 19 años, ha traído consigo diversas controversias morales relacionadas con un sistema de producción que deshumaniza con intensidad al ser humano. Uno de los escenarios que parece que tratan de abrirse paso en el planeta es el de la gestación subrogada, que permite a unas personas que puedan alquilar vientres de mujeres para que conciban un ser humano que se apropian como su hijo. Canadá, un país que siempre ha abrazado con fuerza cualquier medida que pudiera significar una mayor libertad individual ha comenzado el camino para legalizar la gestación subrogada.

La Ley canadiense sobre la protección asistida, que existe en Canadá desde marzo de 2004, establece que está prohibido el pago de un salario a la madre gestante, quien además debe tener al menos 21 años. Tampoco se permite la intermediación y la publicidad cuyo fin sea el de lucrarse económicamente en este asunto. Quienes incurran en un delito de esta materia se enfrentan a una pena máxima de diez años de prisión, además de una multa de medio millón de dólares canadienses. Sin embargo, con la llegada del nuevo año parece que la legislación canadiense está siendo influida por un cambio en la perspectiva sobre este tipo de práctica.

El pasado 26 de octubre, el Ministerio de Salud de Canadá introdujo un reglamento en el que se establecía una serie de gastos que las madres embarazadas pueden solicitar como reembolso, a causa de su actividad. Aunque la remuneración no es permitida, como se ha dicho anteriormente, la ley les permite ahora solicitar unos reembolsos justificables, según palabras del propio código legal como es el transporte, gastos jurídicos, ropa de maternidad o los distintos pagos a las aseguradoras.

Redacción Miami

Redacción Miami

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: