Ejecutiva Magazine

ANTES DE FIRMAR CONTRATO PARA UN NUEVO TRABAJO, MUJER DECIDIÓ CONTARLE A SU NUEVO JEFE QUE ESTABA EMBARAZADA Y LA RESPUESTA FUE EJEMPLAR

Miami, 22 de febrero de 2022

Como ha reconocido uno de los artífices de esta historia, el jefe, “en 2022, la contratación de una mujer embarazada no debería ser noticia: pero si es noticia, significa que algo no funciona en nuestra sociedad”. Y eso es lo que le ha ocurrido a Federica Granai, una joven italiana de 27 años que antes de firmar contó a quien iba a contratarla que estaba embaraza. En un mundo donde no es raro conocer casos de discriminación laboral por esta razón, la respuesta que le dieron a ella fue: “¿Qué problema hay? Es una buenísima noticia”.

Como recogen diversos medios italianos, entre ellos la agencia de noticias Ansa, Granai había pasado varias entrevistas y el periodo de prueba. En ese tiempo se había quedado embarazada y lo descubrió poco antes de que llegase el momento de firmar el contrato. Decidió no ocultarlo y comunicárselo a la empresa.

“Ha sido el momento más bonito de mi vida, una alegría dentro de otra. Para mí la lealtad y la transparencia son la base de todo. Podría haber firmado el contrato en silencio y enfrentar a la empresa al hecho ya consumado. Pero no lo siento así. Era demasiado grande la oportunidad que me estaban ofreciendo y no quería traicionar la confianza de quien había creído en mí: Simone y todo los demás”, ha declarado.

Simone es Simone Terreni, el jefe de VoipVoice, la empresa florentina del sector de las telecomunicaciones y los servicios informáticos que le dio la respuesta que todo el mundo aplaude y que para quien la recibió debería servir “para que otras empresas tomen ejemplo de aquella en la que yo trabajo”. Por eso ha querido contar su historia, porque en una “sociedad donde se escucha con demasiada frecuencia que las mujeres todavía tienen que elegir entre carrera e hijos” debería haber más casos como el suyo.

Su caso no es único,ya que no es la primera vez que la empresa de Tirreni contrata “a una chica que se queda embarazada mientras está en su periodo de prueba”. Según recoge Ansa, su mensaje es que si se tiene “la oportunidad de contratar a una persona competente simplemente contrátala. No piensas en nada. En mi empresa, el 63% de la plantilla está formada por mujeres, muchas de ellas jóvenes”.

En declaraciones a La Repubblica recogidas por Vanity Fair, Tirreni ha declarado que “el embarazo no es en absoluto un problema para nosotros. Nunca le preguntamos a una mujer si tiene hijos o si planea tenerlos. El trabajo es un pacto y como tal también es ético, se basa en una elección recíproca, no es explotación”.

Un discurso, el del máximo responsable de esta empresa de Florencia, que se encuentra en el extremo opuesto del que hace unos días se viralizó en España contado por una mujer que fue a hacer una entrevista de trabajo a una clínica dental y salió con el “cuerpo cortado”. La protagonista de esta otra historia abandonó la empresa tras una entrevista de más de una hora “horrorizada, mirando a las chicas de recepción con una pena… cuánta necesidad tendrán que estar pasando para estar en ese infierno de sitio”.

Granai, por el contrario, lo que ha recibido es todo el apoyo posible y ahora, algunos meses después de que aquello ocurriese, ha contado cómo su empresa la apoyó y cómo disfruta de la posibilidad de poder conciliar la maternidad con una carrera profesional.

Fuente: M. J. Arias, Yahoo Finanzas

Redacción Miami

Redacción Miami

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: