Ejecutiva Magazine

ANTE EL DECLIVE EN VENTAS POR EL CORONAVIRUS, UNA MUJER EN LOS ÁNGELES TRANSFORMA SU BOUTIQUE EN TIENDA DE PLANTAS CON ÉXITO ROTUNDO

Miami, miércoles 19 de agosto de 2020

Pico Boulevard ha estado más tranquilo de lo normal desde el comienzo del brote de coronavirus, pero Queen Boutique de Amorette Brooms, una pequeña tienda al oeste de La Brea Avenue, ha estado ocupada.

La autoproclamada “chica de Mid-Wilshire” creció en el vecindario y ha vendido accesorios de moda en su boutique durante más de una década.

Pero cuando se emitió la orden de “más seguro en casa” en marzo, Brooms se vio obligada a empacar sus accesorios, cerrar su tienda y tratar de averiguar cómo mantenerse a flote.

Ocho semanas después, cuando el alcalde Eric Garcetti anunció que los mayoristas de flores podían reabrir, la madre de dos niños pequeños decidió organizar un evento floral en honor al Día de la Madre.

“Gasté $500 en flores e hice 36 ramos”, dijo.

Vendió las flores en la acera y pidió a los clientes que usaran máscaras faciales y practicaran el distanciamiento social. También proporcionó desinfectante de manos y procesó los pagos en Venmo, Cash App y Square.

Su estrategia funcionó. “Cobré $25 por cada ramo, y gané $1.000”, dijo con una risa.

Con sus ganancias en mano, Brooms regresó al Mercado de Flores al por mayor en el centro de Los Ángeles y compró un cargamento de plantas de interior.

En su siguiente evento emergente, se vendieron en 45 minutos debido a sus habilidades en las redes sociales, el reciente énfasis en los negocios propiedad de negros y la popularidad de las plantas de interior con los millenials. (Brooms dijo que obtiene cerca del 75% de sus compradores de Instagram, donde publica fotos de plantas y actualizaciones de ventas).

En el Día del Padre, ofreció una selección de plantas de interior, cactus y suculentas, y obras originales de mujeres artistas negras con un éxito similar.

Hace unas semanas, añadió macetas de cerámica a su inventario. Esas también se agotaron. Brooms, de 43 años, ahora compra plantas cada dos días.

“Vendimos unas 100 macetas en nuestra primera venta”, dijo. “Vendimos todas las macetas y plantas el sábado y no nos quedó nada para vender el domingo. Tuve que hacer una lista de la gente que llegó después de que todo se había vendido para poder darles la primera opción en mi próxima venta”.

Durante una visita reciente, la tienda de 200 pies cuadrados estaba repleta de plantas de interior populares, incluyendo higueras de caucho, plantas de serpiente, Pilea peperomioides y exuberantes plantas de la oración de color púrpura y verde.

Con sus ganancias en mano, Brooms regresó al Mercado de Flores al por mayor en el centro de Los Ángeles y compró un cargamento de plantas de interior.

En su siguiente evento emergente, se vendieron en 45 minutos debido a sus habilidades en las redes sociales, el reciente énfasis en los negocios propiedad de negros y la popularidad de las plantas de interior con los milenios. (Brooms dijo que obtiene cerca del 75% de sus compradores de Instagram, donde publica fotos de plantas y actualizaciones de ventas).

En el Día del Padre, ofreció una selección de plantas de interior, cactus y suculentas, y obras originales de mujeres artistas negras con un éxito similar.

Hace unas semanas, añadió macetas de cerámica a su inventario. Esas también se agotaron. Brooms, de 43 años, ahora compra plantas cada dos días.

“Vendimos unas 100 macetas en nuestra primera venta”, dijo. “Vendimos todas las macetas y plantas el sábado y no nos quedó nada para vender el domingo. Tuve que hacer una lista de la gente que llegó después de que todo se había vendido para poder darles la primera opción en mi próxima venta”.

Durante una visita reciente, la tienda de 200 pies cuadrados estaba repleta de plantas de interior populares, incluyendo higueras de caucho, plantas de serpiente, Pilea peperomioides y exuberantes plantas de la oración de color púrpura y verde.

“Sólo Buenas Vibras”, se lee en un cartel colocado en su escritorio. Detrás de él, otro cartel dice “Negocios Propiedad de Negros”. En la pared opuesta cuelgan fotos de sus antepasados: su tía abuela Naida McCullough; su abuela materna, Pauline Stovall (“A ella y a mi bisabuelo, el Dr. Leonard Stovall, se les suele llamar los ‘pioneros negros de Los Ángeles’”, dijo); la tía abuela Lottie Charbonnet y su abuela paterna.

“Estamos agregando más ancestros a la pared para vigilar y proteger la tienda, incluyendo a mi padre, Thurman Brooms, que fue asesinado cuando yo tenía 2 años”, explicó. “También era un empresario y tenía tiendas, y por lo que he escuchado, heredé mi motivación de él”.

Vestida con una colorida máscara facial hecha con un audaz estampado africano, Brooms roció filodendros mientras ofrecía consejos a los clientes que examinaban las plantas araña, las suculentas y los potos que había colgado de percheros en la acera.

Su éxito le ha permitido contratar a un asistente y espera poder comprar eventualmente un camión para entregas y eventos emergentes.

Hubo momentos, sin embargo, en los que le preocupaba que Queen no sobreviviera. “Luché para salir de esto”, dijo Brooms.

“Las plantas han cambiado nuestra vibración”, manifestó Brooms. “He sido capaz de sobrevivir porque tengo bajos gastos generales. Este giro ha sido muy bueno para mí y para mi zona de confort. Me ha ayudado a darme cuenta de lo que puedo hacer”.

Con el tiempo, cree que puede volver a la moda, pero por ahora las plantas le han proporcionado una forma de sobrevivir a la pandemia.

Su sueño, reveló, es viajar por el mundo y comprar productos hermosos y sostenibles. “Siempre me he considerado una terapeuta de ventas al por menor”, dijo. “Quiero traer buena energía y hacer algo positivo para la comunidad”.

Fuente: Sun Sentinel

Redacción Miami

Redacción Miami

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: